GT Bible Studies    

    Spanish    


Navegación Estudios bíblicos Buenas Noticias

35. PEDRO NIEGA A SU SEÑOR (Lucas 22:31-34, 54-62)



CONTEXTO: En San Mateo 10:32-33 podemos notar que tan grave es el pecado de negar a Jesús. El líder lee el texto mencionado.

1. ¿De qué manera reaccionaría usted si una persona querida le dice que usted lo va a abandonar en algún momento en el futuro?
  • ¿Porqué Pedro no creyó las palabras de Jesús en el versículo 34?

    2. ¿Porqué Pedro, no como los otros discípulos, siguió a Jesús hasta el patio del sumo sacerdote (v. 34) ?

    3. ¿A qué le tenía miedo Pedro al negar a su señor 3 veces?
  • ¿Usted qué hubiera hecho en la situación de Pedro?
  • ¿Cómo se sintió Jesús al oír las palabras de Pedro por una ventana abierta (v. 56-60)?
  • ¿En qué momentos usted se siente tentado a callarse sobre su convicción o negarlo?

    4. En el versículo 61 se describe el adiós de Jesús y Pedro. ¿Qué quería decir Jesús con su mirada a su discípulo? (¿Qué le habría pasado a Pedro si Jesús le hubiera mirado con burla?)
  • ¿Qué hizo que un hombre adulto llore mucho (v. 62)?

    5.En este momento, ¿qué pensaba Pedro de la converzación que tuvo con Jesús más temprano ese día (v. 31-34)?
  • ¿Qué significaba para Pedro el hecho de que Jesús oraba y seguía orando por su fe?

    6. Antes Pedro resistía furiosamente el pensamiento de que a Jesús lo matarán. ¿Qué le enseñó este incidente del hecho de qué Jesús tenía que morir?

    7. ¿Cómo afectó este incidente al hecho de que Pedro pudiera fortalecer a sus hermanos?
  • ¿De qué manera nuestro caer nos hace capaces de fortalecer a nuestros hermanos y hermanas?

    8. Jesús lo mira a usted de la misma manera como cuando miraba a Pedro en ese jardín. ¿Qué significa para usted su mirada?

    9. ¿Porqué Pedro no negó a su señor 20 años después cuando lo arrestaron y mataron por su fe?


    BUENAS NUEVAS: Aunque Pedro negó a su Señor y su Maestro, Jesús nunca lo negó a el. De todas maneras en la cruz Jesús tuvo que sentir como su querido Padre no quiso reconocerlo. Así nuestro Salvador cargó a la cruz la cobardía de Pedro y el castigo de nuestra cobardía.





    ***

    Version for printing    
    Descargar archivos    
    Contactarnos    
    Webmaster