GT Bible Studies    

    Spanish    


Navegación Estudios bíblicos Buenas Noticias

10. ¡EFATA! ¡ÁBRETE! (Marcos 7:31—37)

CONTEXTO: Sin dudas el hombre del relato era sordo desde su infancia porque no había aprendido a hablar. Como consecuencia, no podía comunicarse con la gente (En esa época no existía el lenguaje de señas entre sordomudos). Isaías había profetizado 700 años antes (Isaías 35:5) que el Mesías haría que los sordos oyeran y los mudos hablaran (v. 37).

1. Piense por un momento en la clase de sonidos y voces que escucha durante el día. ¿Qué cree que sería lo más difícil para usted si no pudiera oír absolutamente nada?

2. Imagine la infancia de este hombre. (¿De qué medios disponían sus padres para enseñarle, protegerlo del peligro, hacerlo trabajar, etc.? ¿Qué clase de relación habrá tenido con sus pares? ¿Qué imagen habrá tenido de sí mismo?)

3. Compare la vida cotidiana de esta persona adulta auditivamente discapacitada con la de sus pares.
  • Quizá este hombre había asistido algunas veces a la sinagoga y al templo. ¿Cuánto piensa que habrá entendido acerca del Dios Invisible?

    4. ¿Cuáles fueron las motivaciones de las personas que llevaron al sordomudo ante Jesús? Piense varias posibilidades (v. 32).
  • Si usted estuviese llevando a este hombre para encontrarse con Jesús, ¿cómo le explicaría dónde está conduciéndolo y por qué?
  • ¿Por qué sería particularmente difícil para este hombre estar en medio de una multitud?

    5. ¿Por qué Jesús no sanó al hombre de la forma en que se lo pidieron sus amigos (vv. 32, 34)?
  • ¿Por qué el hombre no protestó sino que siguió al desconocido rabí (v. 33)?

    6. ¿Cuánto habrá comprendido el hombre de las cuatro acciones que Jesús hizo en su propio lenguaje de señas, en los versículos 33 y34? (¿Qué quiso transmitirle Jesús al mirar hacia el cielo antes de sanarlo? ¿Y con su profundo suspiro?)

    7. ¿Por qué registró Marcos en su Evangelio la palabra sanadora de Jesús en el original arameo (v. 34)?
  • Jesús está de pie ante usted en este momento, y le dice la misma palabra que a aquel hombre: ¨¡Efata! ¡Ábrete!¨. ¿Qué quiere decir con ello? Piense en su propia comunicación con la gente. (Puede contestar sólo para usted)

    8. Normalmente, a un niño le lleva tres años aprender las palabras más importantes del lenguaje. ¿Cómo es posible que este hombre acopiara toda esa información en un abrir y cerrar de ojos?

    9. Cada milagro de Jesús nos habla algo acerca del cielo. ¿Qué podemos aprender al respecto a través de este suceso?

    10. ¿Por qué continuaba la gente hablando del milagro aún cuando Jesús les había pedido que guardaran silencio (v. 36)?
  • Qué piensa usted: ¿es conveniente para la iglesia cristiana actual publicitar sus milagros en los medios?
  • ¿Qué noticias habría preferido Jesús que la gente contara a sus amigos?

    BUENAS NUEVAS: La profunda comunicación entre Jesús y el Padre se rompió mientras él colgaba de la cruz. Ese fue el precio que tuvo que pagar para reestablecer la comunicación entre nosotros, pecadores, y Dios.

    Version for printing    
    Descargar archivos    
    Contactarnos    
    Webmaster