26. EL NIÑO PERDIDO (Lucas 15:11-24)



EL CONTEXTO: En los países del Medio Oriente las casas en general no están situadas en una colina solitas, sino todas juntas en una ciudad o pueblo o cerca de ellos. Apenas encima de un techo se puede ver hacia lo lejos. Tomen cuenta de que en esa cultura los hombres que se respetan a sí mismos, no pueden correr.

1. ¿Porqué el hijo menor no estaba contento a como era su vida aunque tenía un hogar bueno y a un padre bueno?
  • ¿Si usted hubiese estado en los zapatos del padre, qué le habría respondido al hijo por lo que sugirió?

    2. ¿Porqué Dios no para a una persona que quiere alejarse de Él?

    3. ¿Porqué muchos jóvenes quieren vivir así como el hijo pródigo: en el extranjero, con mucho dinero en el bolsillo, sin preocupaciones del futuro?
  • ¿Qué opina usted de la vida en el extranjero del hijo pródigo - fue feliz o no?
  • ¿Qué habrá pensado el joven el día en que se dió cuenta de que sus amigos se habían alejado?

    4. Para los judíos un cerdo es un animal sucio. ¿Qué quizás fue lo más difícil en su trabajo como cuidador de cerdos?
  • ¿Qué opciones para el futuro tenía el joven? (¿Porqué no consideró el suicidio?)
  • ¿Qué opciones tiene usted pensando en su relación con Dios?

    5. Los versículos 18 y 19 contienen una confesión de pecados. ¿Qué fue el pecado del joven “contra el cielo”? ¿Porqué confesó ese pecado primero?
  • ¿Cuales fueron sus pecados contra su padre?

    6. ¿En qué tipo de situaciones usted se ha sentido como que no vale suficiente para poderse llamar hijo de Dios?
  • ¿Cuándo una persona vale tanto que puede ser llamado como hijo de Dios?

    7. ¿Porqué el hijo no le dijo al padre todo lo que le iba a decir (v. 18-19, compare con v. 21)?

    8. ¿Qué había hecho el padre todos los años en que estaba fuera su hijo (v. 20)?
  • ¿Cuándo perdonó el padre a su hijo?
  • ¿Cuándo fue que el hijo empezó a creer en el amor de su padre?

    9. ¿Dónde estuvo Jesús mismo en esta parábola?


    BUENAS NUEVAS: La parábola del hijo pródigo nos enseña algo sobre Jesús a través de contrastes. También Jesús dejó la casa de su padre pero por completamente otras razones que el hijo pródigo, pues quiso cumplir el deseo de su padre. Pero cuando Jesús estaba regresando a su casa (cuando murió), no recibió la bienvenida calurosa como el hijo pródigo. Al contrario: las puertas del cielo se las cerraron en frente de sus ojos. ¿Porqué?




    ***

    © 2010 Estudios bíblicos Buenas Noticias - www.gladtidings-bs.com